martes, 11 de noviembre de 2008

Una lucha personal por hacer Justicia

Elmundo.es Tres meses. Tres meses de lucha, de llamadas burocráticas sin respuesta, de recogida de firmas, de movilizaciones... Tres meses es el tiempo que a Juan Carlos Pordomingo le ha costado conseguir una promesa del ministro del Interior. Una promesa que, en caso de cumplirse, podría evitar muertes como la de su esposa.

El pasado 30 de julio Beatriz Peña, policía nacional de caballería, fallecía al caer de su caballo. Según los médicos, si hubiese llevado casco, habría sobrevivido. La amazonas no llevaba protección por falta de medios. El 6 de noviembre, más de tres meses después, su marido Juan Carlos consiguió arrancar una promesa a Alfreso Pérez Rubalcaba: "Me dijo que en 40 días estarían los cascos para toda la unidad de caballería".


"No me importa el tiempo que ha tardado, pero en estos tres meses lo más importante es la pérdida de Bea", comenta su esposo. Parece que es necesario que tenga que morir una persona para que se pongan medios evidentes que podrían evitar muertes. Si es obligatorio que todos llevemos el cinturón en el coche o casco en la moto, ¿cómo se explica que los policías de caballería usen gorras a modo de protección? Una incongruencia de este tipo permanece desapercibida hasta que fallece una mujer y su marido emprende una larga campaña para que nadie más muera por este motivo. Algo tan simple como dotar a un profesional de los medios adecuados que garanticen su seguridad. Algo penalizado por el propio Código Penal, pero que al tratarse de una institución pública como la Policía Nacional, se eluden culpables e investigaciones. "Que yo sepa no se ha iniciado ninguna investigación, si se tratase de una empresa pública, otro gallo cantaría".

17.399 firmas han sido necesarias para que una obviedad sea tenida en cuenta. "Ahora que la gente está sensibilizada con el tema, ahora que el asunto ha salido a la opinión pública, es cuando dicen que van a poner remedio", afirma indignado Juan Carlos. "No podían hacerlo el primer día, porque sería darme la razón demasiado rápido".

1 comentario:

Sergio dijo...

Bienvenida otra vez