martes, 27 de marzo de 2007

El blog del millón de dólares

Supongo que a la primera persona que lanzó su blog por el ciberespacio, ni se le pasó por la cabeza la idea de rentabilizar económicamente ese diario personal. Le movería el espíritu de contar, de ser escuchado y de ser comentado por otros. Después de ese primer blogger, llegaría el segundo y así hasta alcanzar la cifra de más de 72 millones de blogs. Pero en esa larga cadena, hubo uno, tan sólo uno que intentó ganar algún ‘dinerillo’ con su página. Ahí cambió todo.

Blogs y tragaperrasHoy en día, un blogger de Estados Unidos (en España todavía es pronto) puede ganar en un mes la nada despreciable suma de 7.011 dólares. Con las diferentes herramientas que Internet ha puesto a nuestra disposición, parece que esto de hacer un blog es todo un chollo. Tanto, que no han tardado en aparecer los blogs comerciales, aquellos que como cualquier otra empresa se guían por un ánimo de lucro. Estos sí que han llegado a España y pueden llegar hasta los “5 millones de usuarios únicos”.

¿Pero mantienen estos blogs comerciales el “espíritu de conversación” con el que nacieron los blogs? Algunos como Diego Lafuente no dudan al afirmar que “pude ver como los blogs pasaron de ser una inversión de tiempo del escritor a una necesidad de generar contenidos para ganar dinero”. El blog se ha convertido en una auténtica máquina de hacer dinero. Lo importante es producir muchos post (independientemente de su calidad), poner titulares que Google te reconozca, ser enlazado cuanto más mejor o ser ‘meneado’ (cuidado que aquí también hay trampillas).

Para ilustrar con más profundidad este tema, les recomiendo que escuchen este fantástico podcast de Sonia Blanco (al que he accedido a través del blog de Javier Pérez) en el que la podcaster discute esta cuestión con Diego Lafuente y Antonio Delgado. En él surgen dudas interesantes como el derecho de cita entre los blogs, la falta de reflexión en la red o si es lo mismo coger una fotografía de un medio si tu blog tiene carácter comercial o no.

4 comentarios:

Juan Martín Nador dijo...

Un blog que pretende ser rentable mancha la concepción original de tal formato. Me parece que si incitas a que se haga ese tipo de blogs sos una mala persona.

Mol dijo...

En lo que se refiere a este post, me parece que en ningún momento se incita a que se hagan blogs comerciales.

En cualquier caso, no veo porque no podemos obtener un beneficio económico de un blog al que se le dedican muchas horas al día, y más si como es el caso de María, o de otros bloggers, eres un periodista cuyo trabajo es "escribir". ¿Porqué tenemos que hacer nuestro trabajo por amor al arte si podemos obetener un beneficio de ello aunque sea mínimo?

Ánimo con el blog María

sergio m. mahugo dijo...

Sos de verdad mala persona como dice el primer comentario? El que calla, otorga, dicen... Allá tú si no contestas los comentarios de tu blog. Qué clase de conversación o diálogo pretendes fomentar entonces?

María Elia Climent dijo...

No creo que sea una mala persona, de hecho en el post trato de exponer todo lo contrario a lo que Juan Martín ha interpretado. Digo que los blogs se han convertido en una forma de ganar dinero que no está nada mal puesto que si una persona se esfuerza en escribir algo no veo porqué no puede ser recompensada económicamente por ello. El problema es cuando se crean blogs con el único fin de enriquecerse y se empiezan a descuidar aspectos esenciales del periodismo o, incluso, se pueden llegar a vender a empresas (promocionando sus productos...). Espero que ahora quede más clara mi postura.
Gracias por los ánimos Mol.